e-Gobierno en Ecuador

gobierno22nov10_1Las TICs pueden ser definidas en dos sentidos: Como las tecnologías tradicionales de la comunicación, constituidas principalmente por la radio, la televisión y la telefonía convencional, y por las tecnologías modernas de la información caracterizadas por la digitalización de las tecnologías de registros de contenidos como la informática, de las comunicaciones, telemática y de las interfaces. Las TICs (tecnologías de la información y de la comunicación) son aquellas tecnologías que se necesitan para la gestión y transformación de la información, y muy en particular el uso de ordenadores y programas que permiten crear, modificar, almacenar, administrar, proteger y recuperar esa información

En base de la eLAC del 2007,  en Ecuador desde 2009 existe la Estrategia Ecuador Digital impulsada por el Ministerio de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, que es “el conjunto de Políticas Públicas, Sectoriales, integral y de largo plazo, con uso de TIC, que el Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (MINTEL) impulsa y coordina, a fin de que las TIC se usen efectivamente en el proceso de desarrollo productivo, social y solidario del Ecuador, para el bienestar de todos los ciudadanos”

El indicador más relacionado es el de Índice de Habilidad para la Conectividad (NRI, Networked Readiness Index), que es parte del Informe del Foro Económico Mundial, que se emite en abril de cada año. El NRI, es un indicador compuesto que mide la habilidad de una economía para apalancar sus avances en las TICs en beneficio de su competitividad y el buen vivir de sus ciudadanos. Los cuatro grandes subíndices sobre los que se construye este indicador son: Entorno, Preparación, Uso e Impacto.

Este indicador mide la capacidad de 148 economías de aprovechar las TIC para mejorar el nivel de conocimiento y bienestar de su población. En este informe, Chile (posición 35) es el país de América Latina que más aprovecha las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), seguido de Puerto Rico (41) y Panamá (43), mientras que Ecuador ascendió de la posición 91 a la 82 en relación al año pasado.

El Banco Mundial, en su informe “The Little Data Book on Information and Communication Technology 2013” ofrece datos muy interesantes sobre distintos aspectos de las TIC en diferentes países, cubriendo indicadores que abarcan desde el contexto social y económico hasta la eficiencia, capacidad y el comportamiento del sector (acceso, uso, calidad, accesibilidad, mercado y aplicaciones). El Instituto Nacional de Estadística y Censos de Ecuador elabora anualmente una encuesta a ciudadanos acerca del acceso y uso de las TIC, reflejando la penetración de los servicios en la ciudadanía, una encuesta de empleo y otros informes demográficos.El objetivo del análisis de demanda es conocer la capacidad de acceso de los ciudadanos a los servicios y equipamientos tecnológicos y caracterizar el uso que de ellos se hace en términos de frecuencia, razón o lugar de acceso.

Según el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC), el 35,1% de la población de Ecuador ha utilizado Internet en los últimos 12 meses. En el área urbana el 43,9% de la población ha utilizado Internet, frente al 17,8% del área rural. Siguiendo la tendencia de los últimos cuatro años, el grupo etario con mayor uso de Internet es la población que se encuentra entre 16 y 24 años con el 64,9%.

La Brecha digital hace referencia a una totalidad socio económica entre aquellas comunidades que tienen accesibilidad a Internet y aquellas que no; aunque tales desigualdades también se pueden referir a todas las nuevas tecnologías y otros dispositivos. Como tal, la brecha digital se basa en diferencias previas al acceso a las tecnologías.

El reporte del NRI presenta como conclusión principal el mantenimiento de la brecha digital entre los países más desarrollados y aquellos en vías de desarrollo lo que favorece un crecimiento mundial desbalanceado. Particularmente señala que no ha habido mayor progreso de las grandes economías emergentes en cerrar la brecha. Pero también señala la importancia de seguir mejorando la infraestructura para las TICs y el establecimiento de las condiciones que fortalezcan la innovación y el emprendimiento y el aumento de la cohesión social mediante el incremento de las oportunidades para todos. En este último punto es importante por un lado, crear los estímulos, proveer el financiamiento y propiciar un ecosistema favorable para emprendimientos tecnológicos y la innovación, ya que estos son un catalizador del desarrollo y del impacto de las TICS en una economía. Pero por otro lado, es también importante cerrar el círculo virtuoso mejorando directamente algunos factores relacionados a las TICs que permitan que muchos tipos de emprendimiento logren un impacto económico y social. Es destacable también que Ecuador es el único país de América Latina que ha mejorado su posición en los últimos 5 años de manera continua y que en los últimos cuatro lo ha hecho por cinco puestos o más. La subida en el ranking no se debe únicamente a que otros países hayan empeorado sus indicadores sino a que el NRI ha mejorado en Ecuador de 3.46 en el 2012 a 3.85 en el 2014 y de 3.03 en el 2009 a 3.26 en el 2011. (Ecuador y la Brecha Digital, el GITR de las TICs, ESPAE-ESPOL. Guido Caicedo, Abril 2014)

Para mi el Gobierno Electrónico es un contexto tecnológico, fundamentado en la expansión del uso de TICS, que permita un acercamiento y relación entre los ciudadanos y todos los estamentos de gobierno públicos, a todo nivel.

Como indica la OEA, el desarrollo del Gobierno Electrónico debe asumirse como un proceso evolutivo, que comprende al menos cuatro fases: Presencia, Interacción, Transacción y Transformación. Estas fases no son dependientes una de la otra ni tampoco necesitan que termine una para comenzar la otra. Cada una de ellas tiene distinto objetivo y requiere distintas exigencias en términos de costos, necesidades de conocimiento y nivel de uso de las Tecnologías de Información y Comunicación.

Según la Organización de las Naciones Unidas, se refiere al uso de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), por parte de las instituciones de Gobierno, para: mejorar cualitativamente los servicios de información que se ofrecen a las ciudadanas y ciudadanos; aumentar la eficiencia y eficacia de la gestión pública; incrementar sustantivamente la transparencia del sector público y la participación ciudadana. El Gobierno Electrónico no es un fin en sí mismo, tiene un carácter instrumental que requiere la revisión, re-diseño y optimización de los procesos como paso previo a la introducción de cualquier cambio en la tecnología o en las funciones de las organizaciones públicas.

Desde el 2012 en Ecuador existe un Plan Nacional  de Gobierno Electrónico impulsado por la Subsecretaría de Tecnologías de Información. La institución (CNEL EP) a la que pertenezco, como empresa pública, debe mejorar la forma de relacionarse con más de un millón y medio de clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *